Más de 120 grupos de derechos humanos piden que el Giro d’Italia traslade su carrera fuera de Israel debido a violaciones de los derechos de los palestinos

Importantes figuras internacionales invitan a que el Giro 2018 no arranque en Israel.

Hoy, más de 120 organizaciones de derechos humanos, sindicatos, asociaciones de turismo ético, organizaciones deportivas y grupos religiosos de más de 20 países publicaron un llamado internacional que pide que el importante evento ciclístico Giro d’Italia traslade su “Big Start 2018” fuera de Israel, debido a sus graves y crecientes violaciones del derecho internacional y de los derechos humanos del pueblo palestino.

El distinguido lingüista Noam Chomsky, el reconocido jurista John Dugard, el ex Relator Especial de las Naciones Unidas para los derechos humanos palestinos Richard Falk, el dramaturgo italiano Moni Ovadia, los parlamentarios europeos Eleonora Forenza y Sergio Cofferati y la ex vicepresidenta del Parlamento Europeo Luisa Morgantini también firmaron el llamado.

El llamado se publicó ad portas del lanzamiento oficial de la carrera del 29 de noviembre en Milán, que coincide con el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino de la ONU.

Los firmantes subrayan que la realización del Giro d’Italia en Israel ocultará tanto la ocupación militar israelí como la discriminación contra los palestinos, mientras que fortalecerá la impunidad israelí, impulsando la negación continua de los derechos palestinos estipulados por la ONU.

El Giro D’Italia está trabajando con la empresa israelí Comtec Group, que organiza el evento “Big Start” y que también realiza actividades en los asentamientos ilegales israelíes. En sus mapas, imágenes y videos oficiales de la carrera, el Giro d’Italia engañosamente presenta a Jerusalén Este, que lleva 50 años bajo ocupación militar israelí, como si fuera parte de Israel y la capital unificada del Estado de Israel.

La etapa final pasará por decenas de aldeas beduinas palestinas en el sur de Israel, que este país se niega a reconocer o a brindar “los servicios más básicos, como lo son la electricidad, el agua, las clínicas, las escuelas y las vías”. Israel ha destrozado una de estas aldeas más de 100 veces.

De la misma manera, los firmantes del llamado denuncian los planes del Giro d’Italia de “celebrar” los 70 años de la creación del Estado de Israel mientras los palestinos conmemoran 70 años de despojo, desplazamiento forzado y negación de los derechos de los refugiados palestinos consagrados en resoluciones de la ONU.

Pocos días antes de la realización del Giro de Italia, el equipo nacional israelí de ciclismo, que está compitiendo por una de las cuatro invitaciones Wild Card para competir en el Giro, participará en una carrera a través de Jerusalén oriental ocupado, llegando al asentamiento ilegal de Pisgat Ze’ev. La Federación Israelí de Ciclismo patrocina y realiza carreras competitivas nacionales en las zonas bajo ocupación militar israelí.

El llamado insta al dueño del Giro, RCS MediaGroup, a “trasladar el comienzo de la carrera a otro país para asegurar que no haya participación en las violaciones israelíes del derecho internacional y de los derechos humanos palestinos”.

Igualmente, los firmantes recuerdan a RCS, los equipos participantes y los patrocinadores de “las consecuencias legales y la afectación al buen nombre que se derivan de la colaboración con instituciones y empresas israelíes involucradas en violaciones de los derechos humanos y el derecho internacional”.

Aunque RCS afirma que el Giro no tiene nada que ver con la política, los periodistas han caracterizado la carrera en Israel como “una obra maestra de ‘diplomacia blanda’, un “logro de relaciones públicas”, y “una valiosa limpieza de imagen” recibido a cambio de millones de euros de patrocinio oficial israelí.

Grupos de la sociedad civil palestina igualmente escribieron al Papa Francisco, llamándole a rechazar la invitación del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu para inaugurar la carrera en Israel el próximo año y a no “prestar [su] nombre de ninguna manera a la carrera ciclística Giro d’Italia 2018, debido a su desafortunada decisión de lavar la imagen de la ocupación militar israelí y las graves violaciones de derechos humanos”.

Miles de defensores y defensoras de los derechos humanos y amantes del ciclismo han escrito a RCS para pedirle que traslade el comienzo de la carrera fuera de Israel.

Diversas ciudades a lo largo de Italia realizarán manifestaciones de dos ruedas el 25 y 26 de noviembre, en protesta por la utilización de un deporte estrechamente relacionado con la libertad para ocultar la ocupación militar violenta de Israel y su régimen del apartheid.

Antecedentes:

* Los firmantes incluyen los grupos ciclísticos Wilde Pedal en Bélgica, The Big Ride en el Reino Unido, la tienda de bicicletas Biciclettaro en Italia y la Fédération Omnisport de Seine-Saint-Denis en Francia; los sindicatos Union Syndicale Solidaires en Francia, el Movimiento de Trabajadores Cristianos de Bélgica, FIOM-CGIL y USB en Italia, el Consejo de Sindicatos de Craigavon en Irlanda del Norte y la Confederación Intersindical Galega en el estado español; la Association pour le tourisme équitable et solidaire, que representa a 35 organizaciones francesas que promueven el turismo ético, entre ellas 25 operadores turísticos; los grupos religiosos Pax Christi y la Comunidad Cristiana de Base de Roma en Italia, Kairos Britain y Friends of Sabeel en el Reino Unido, Friends of Sabeel Noruega y la Fundación Kairos-Sabeel de Holanda; las organizaciones judías Jewish Voice for Peace en los Estados Unidos, Unión de Judíos Progresistas en Bélgica, la Red Italiana Judíos contra la Ocupación y Jews for Justice for Palestinians en el Reino Unido.

* El Consejo de Derechos Humanos de la ONU advirtió recientemente a 150 empresas israelíes e internacionales sobre su participación ilegal en asentamientos israelíes, que constituyen un crimen de guerra bajo el derecho internacional.

* La resolución 181 (1947) de la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció Jerusalén como un corpus separatum bajo un régimen internacional especial. La Asamblea General ha declarado en repetidas ocasiones que “cualquier acción tomada por Israel, la potencia ocupante, para imponer sus leyes, jurisdicción y administración en la Ciudad Santa de Jerusalén son ilegales”. En 1967, Israel ocupó Jerusalén Oriental, anexándola unilateralmente como parte de su capital unida. Ningún país del mundo reconoce a ninguna parte de Jerusalén como la capital de Israel.

* Mayo de 2018 conmemorará el aniversario 70 de la Nakba (“catástrofe”), cuando aproximadamente 800,000 palestinos y palestinas fueron forzosamente desplazadas de patria.

* La Academia de Ciclismo de Israel (ICA), el equipo nacional israelí, se creó hace solo tres años con el objetivo declarado de promover el “Israel normal”. El equipo está respaldado por el multimillonario canadiense Sylvan Adams.

* El Giro d’Italia es un Evento Mundial de la Union Cycliste Internationale (UCI), el organismo rector mundial del deporte del ciclismo. Tanto la federación ciclista israelí como su equipo nacional son afiliados de la UCI.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *