Carta de organizaciones colombianas a organizaciones palestinas: Nuestras luchas son compartidas

Bogotá, Colombia

Comité Nacional Palestino de BDS (BDS National Committee, BNC)
Ramala, Palestina ocupada

Reciban un fraternal saludo desde Colombia.

Las organizaciones sociales y políticas, así como personas y/o colectivos independientes abajo firmantes, nos dirigimos a ustedes con el fin de hacerles llegar nuestro mensaje de solidaridad con el pueblo palestino. Entendemos su lucha por el fin del apartheid que se ha impuesto en los territorios ocupados palestinos, así como en los territorios del Estado de Israel donde hay palestinos que son ciudadanos israelís. Hemos seguido de cerca su lucha por el derecho al retorno de los millones de palestinos y palestinas refugiados, así como las campañas por la libertad de los miles de presos y presas que en este momento se encuentran en las cárceles de Israel, donde centenares de ellos son niños y niñas.

Nos indigna saber que Palestina lleva 50 años invadida militarmente, y aunque en 1994 se pactó que Israel se retiraría, esto no se cumplió. De hecho, además del ejército, Israel mantiene a cerca de 700.000 colonos en las tierras de los palestinos. Esta ocupación militar ha provocado que muchas de sus casas sean demolidas (1.113 entre 2006 y el 2016) y que el ejército ocupante monopolice las fuentes de agua y deja a los palestinos una mínima porción, cerca del 15% únicamente, para su sobrevivencia. Según datos del 2015, la tierra que las colonias israelíes se han robado constituyen el 8.5% de Cisjordania, más otro 28% donde el ejército israelí ha construido 210 bases militares y confiscado tierra por razones de “seguridad”; es decir, a los palestinos se les ha despojado el 36.5% de sus tierras en Cisjordania, que junto a Gaza componen la actual Palestina. Aun así, la resistencia palestina se ha mantenido, por ello Israel para contrarrestar mantiene detenidos a más de 6.200 palestinos, de las cuales cerca de 300 son niños y niñas (cifras de mayo del 2017). Hoy día Israel mantiene derechos diferentes, unos para los israelíes y otros para los palestinos: mientras que a los primeros se les garantiza todo, a los palestinos se les restringe la movilidad, el acceso a vivienda, a la educación, la libertad de expresión y en general se les mantiene en un constante estado de opresión.

Por estas razones apoyamos el llamado que ha hecho la sociedad civil palestina para impulsar el boicot, la desinversión y las sanciones contra el Estado de Israel y las empresas israelíes y transnacionales que apoyan y/o se benefician de los crímenes cometidos contra el pueblo palestino.

Nuestra intención de apoyo y solidaridad va más allá a ver desde miles de kilómetros de distancia cómo se vulneran los derechos humanos de su población, y reconociendo que tenemos historias comunes, queremos compartir nuestras luchas. La industria militar que exporta el Estado de Israel a Colombia y los negocios entre las empresas de ambos países en la industria agrícola, reproducen la violencia estructural en ambas naciones. Sabemos que los productos militares son traídos a nuestro país luego de ser probados en territorios ocupados palestinos, por lo cual entendemos que oponernos a mantener este tipo de relaciones comerciales y militares entre los dos Estados es un imperativo ético.

Es así, que queremos compartirles una realidad preocupante de Colombia. Estamos pasando, con muchas dificultades, por la fase de implementación de los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC-, y además estamos en la mesa de diálogos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional -ELN-. Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos por lograr la paz en el país, tenemos una situación crítica frente a la garantía de la vida y el ejercicio de asociación de las personas que ejercen liderazgo en las comunidades a lo largo y ancho del país. Son sistemáticos los ataques a quienes defienden sus proyectos comunitarios, territorios, recursos naturales y derechos humanos. Este tipo de ataques se manifiestan en amenazas, desapariciones, agresiones sexuales y asesinatos, -hechos que son adjudicados a grupos paramilitares principalmente-, y montajes judiciales, en este último con participación franca del Estado colombiano.

Frente a esta preocupante situación que pone en riesgo el logro de la paz en Colombia, hemos decidido hacerles un llamado para que juntemos nuestras luchas y así como desde acá apoyamos al movimiento BDS les queremos pedir que hagan un extensivo llamado a las organizaciones adheridas al BDS en el mundo para que se informen de lo que nos está sucediendo. Consideramos que si ustedes llaman al movimiento que los apoya a realizar acciones que permitan visibilizar estos ataques y presionar desde sus lugares de origen al Estado colombiano, este se verá presionado internacionalmente para cumplir con su deber de proteger la vida e integridad de la población civil, ya que en respuesta a las denuncias frente al tema, desatinadamente manifiesta que estos ataques no son sistemáticos y que los grupos paramilitares no existen. Es así que los ataques que en promedio se han presentado cada cuatro días quedan en absoluta negación e impunidad.

La sociedad civil palestina y colombiana podemos solidarizarnos en este momento para enfrentar la muerte y desigualdad a la que nos han relegado. Nuestras luchas compartidas son el camino para impulsar la igualdad social y el respeto a los derechos humanos a nivel global. Sea esta la oportunidad para decirle al mundo que desde el apoyo se puede más que desde la inequidad.

Adhesiones:

• Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT) – Subdirectiva Bogotá Cundinamarca
• Partido Comunista Colombiano – Secretario General Jaime Caicedo Turriago
• Fundación Nicolás Neira
• Marcha Patriótica Bogotá
• Tremenda Revoltosa Batucada Feminista
• Sendá – Movimiento Político
• Corporación Casa Mujeres Bachué
• Congreso de los Pueblos
• Vía Libre – Grupo Libertario

One comment

  1. PALESTINA Vive, Existe y Resiste, por el derecho al retorno a la amada tierra mancillada y robada por Israel BOYCOTT a todo producto y comercializacion con el Estado ficticio de Israel.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *