Solicitando el embargo militar a Israel se lanza la 15ª Semana contra el Apartheid

Entre el 18 de marzo y el 8 de abril de 2019 se realiza en el mundo la 15ª Semana contra el Apartheid Israelí, por medio de la cual se busca ampliar la solidaridad efectiva por Palestina y apoyar su lucha contra la ocupación y el sistema de Apartheid impuesto contra su población. Este año se espera que se realicen actividades entre las que se encuentran conversatorios, presentaciones de películas y documentales, eventos culturales, presentación de publicaciones, entre otras, en más de 200 ciudades alrededor del mundo.

El objetivo de estas acciones es crear conciencia sobre la violación a los derechos humanos de la población palestina por parte del Estado de Israel, visibilizar la existencia de un sistema colonial e ilegal de Apartheid, es decir la institucionalización de derechos restringidos para una parte de la población, y ampliar la base de personas y organizaciones sociales que se suman al movimiento global de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel (BDS).

El lema para la semana de este año es Paren de Armar al Colonialismo, y sus piezas publicitarias contienen la imagen de una mujer palestina que usa su kuffiyeh y se encuentra en la mira de un francotirador. Al fondo, siluetas de una multitud protestando y en el cielo cometas con la bandera de Palestina. La imagen evoca a la Gran Marcha por el Retorno, que exige se permita a los refugiados palestinos volver a los hogares de donde fueron desplazados y se ponga fin al asedio a la Franja de Gaza, y que en el próximo 30 de marzo cumplirá un año desde que dieron inicio las movilizaciones, dejando un lamentable saldo de 189 personas fallecidas, de las cuales 183 fueron asesinadas por disparos de las Fuerzas Militares de Israel y 23.000 heridas, de estas últimas 6.000 por disparos israelíes.

Por estos hechos recientemente la ONU publicó un informe en el que señala entre otras cosas que Israel disparó de forma intencional contra civiles que no representaban ninguna amenaza, entre los que se encontraban periodistas, trabajadores de la salud, niños y niñas, mujeres y personas en situación de discapacidad. La Comisión encargada de la realización del informe encuentra que las serias violaciones a los derechos humanos cometidas pueden constituir crímenes contra la humanidad, y por tanto solicita se remita la información a la Corte Penal Internacional, quién ya adelanta una investigación preliminar por presuntos delitos cometidos desde 2014 en territorio palestino ocupado.

El llamado al embargo militar

“Israel es una superpotencia armamentística (desde 2007, es el país más militarizado del mundo, según el Índice Global de Militarización). Y también es una superpotencia cibernética: vende una décima parte de la tecnología de seguridad informática y de redes en el mundo. Mantiene relaciones militares oficiales con al menos 130 países.” menciona el informe sobre militarismo israelí en América Latina, realizado por organizaciones y colectivos que impulsan la campaña de BDS en el continente.

El comercio de armas y seguridad desde Israel se hace con el lema de “probadas en combate”, lo que en realidad traduce que han sido utilizados en contra de la población palestina. Así sucede con tecnología usada para reprimir las jornadas de la Gran Marcha del Retorno, que ya se está promocionando su venta y utilización alrededor del mundo.

Se entiende que esta economía sustenta el régimen de ocupación y apartheid que mantiene de forma ilegal Israel contra el pueblo palestino. Es por esto que las organizaciones de la sociedad civil palestina, que lideran el movimiento BDS, han manifestado la urgencia de poner fin al comercio de armas, a la ayuda militar y a la cooperación de seguridad y militar con Israel; el objetivo central es socavar el apoyo financiero y militar para su régimen de apartheid, colonización y ocupación ilegal.

Parar estas relaciones es también un alivio para las comunidades y movimientos sociales y populares que en otros lugares del mundo son reprimidas por gobiernos de extrema derecha y regímenes genocidas, es el caso de países como Brasil, India, Ruanda, Sri Lanka, Myanmar, Filipinas, e incluso la misma Colombia.

El llamamiento de las y los palestinos pide el embargo militar a Israel como una medida para la libertad y la justicia del pueblo palestino y para otros pueblos oprimidos en muchas partes del mundo. Es una acción contundente contra la creciente militarización que afecta a las comunidades que resisten al saqueo de sus territorios. Es una acción que ya tiene precedentes, por ejemplo, cuando las Naciones Unidas obligó imponer un embargo militar internacional y vinculante contra el régimen de apartheid en Sudáfrica.

En Colombia la sexta versión de la Semana contra el Apartheid Israelí, se realizará en la ciudad de Bogotá entre el 2 y 5 de abril, y diferentes organizaciones sociales y colectivas han preparado una variada agenda con charlas, documentales y la presentación de una publicación sobre la influencia del militarismo israelí en América Latina.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *